cubamatinal.com| |
ALIANZA POR UNA NUEVA NACION (ANN)

INTRODUCCION.

 

Cada día son más evidentes las acciones del régimen totalitario para garantizar la continuidad del sistema político comunista.

En abierto desafío a esa política de continuismo totalitario, los miembros de la oposición política al régimen, tanto dentro como fuera de Cuba, buscamos vías de acción que permitan el retorno a la democracia en nuestra patria así como formas para darle al pueblo la posibilidad de escoger un futuro diferente, en un marco de respeto a los derechos humanos y dentro de un verdadero Estado de Derecho.

Es importante que estas asociaciones cívicas y organizaciones políticas sustenten sus proyecciones a partir de un trabajo ético y responsable que nos permita transformar realmente las bases ideológicas, jurídicas e institucionales que han sostenido durante más de cuatro décadas al actual régimen comunista.

La nación cubana necesita cambios y transformaciones importantes que garanticen una democracia real, representativa y participativa, que permita a los ciudadanos poder desarrollar sus potencialidades. Pero para llegar a estos cambios es necesario que se den ciertas condiciones, así como que se establecezcan puntos de partida que conlleven a una verdadera transición.

Consideramos, por otra parte, necesario aclarar que no hablamos por toda la oposición porque ello sería irreal e inmaduro. Sólo establecemos aquellos puntos en los que las organizaciones abajo firmantes coincidimos y por lo que nos comprometemos a actuar de mutuo acuerdo.


LIBERTAD INCONDICIONAL E INMEDIATA PARA LOS PRESOS POLITICOS Y DE CONCIENCIA.

 

Es imprescindible que cese la represión y hostigamiento contra los luchadores prodemocráticos y activistas de derechos humanos. Es incoherente hablar de la más mínima voluntad de cambio del actual régimen totalitario, mientras permanecen encarcelados cientos de opositores y activistas políticos. Creemos asimismo de suma importancia que sean canceladas todas las causas pendientes por motivos políticos.

Nos proponemos además aunar esfuerzos para aprovechar todos los espacios que nos permitan dar a conocer la situación en que se encuentran estos hermanos presos; así como promover la solidaridad con los mismos.


RECONOCIMIENTO Y LEGALIZACION DE LOS PARTIDOS POLITICOS Y LAS ASOCIACIONES QUE INTEGRAN LA EMERGENTE SOCIEDAD CIVIL.


La solución a la crisis nacional requiere la participación de los movimientos cívicos y políticos alternativos. Los mecanismos para propiciar este reconocimiento y legalización no son complicados. Bastaría con que fuera activada la Ley 54 de Asociaciones, para que aquellas organizaciones y entidades que han tramitado su solicitud de reconocimiento legal de acuerdo a la legislación vigente pudieran operar de manera normal.

PARTICIPACION DEL EXILIO EN EL PROCESO DE TRANSICION.

Nos oponemos a todos los argumentos que pretendan dejar al exilio fuera de un proceso de análisis dentro de la oposición que nos conduzca a una Cuba democrática. Durante muchos años estos cubanos han mantenido encendida la llama de la libertad y convocado al mundo para que tome conciencia sobre la realidad cubana.

El exilio es parte indisoluble de nuestra nación y posee una vasta experiencia que puede y debe fortalecer cualquier proceso de cambios que ocurra en nuestro país. Como hombres y mujeres con una firme vocación democrática, tanto los cubanos de dentro como fuera de la patria tenemos diferentes puntos de vista sobre la forma de solucionar la problemática nacional. Pero no quepa dudas de que a todos nos mueve un sagrado sentido de responsabilidad ante Estas condiciones deben servir de punto de partida para poder hablar de una transición hacia la democracia. Ahora bien, también sostenemos que, para que no se secuestre el futuro de la nación, es necesario que la transición ocurra tomando como plataforma los siguientes puntos:

REDACCION DE UNA NUEVA CARTA MAGNA Y APLICACION DE SEGMENTOS DE LA CONSTITUCION DEL 40 DURANTE EL PROCESO DE TRANSICION.

 

Cuba tuvo y tiene la fortuna de contar con un texto constitucional elaborado a partir del consenso y ratificado a través de un proceso democrático. a pesar de sus lagunas y defectos, está considerada por muchos destacados juristas como el marco adecuado para sentar las bases del Estado de Derecho durante la transición.

La democracia sólo es válida cuando se garantizan los derechos fundamentales de los ciudadanos. El Título IV de Debe, por otra parte, ser prioridad del gobierno de transición una convocatoria para que la nación adopte una nueva Constitución. Esa nueva constitución debe tomar en cuenta la experiencia de aquellas naciones cuyas leyes fundamentales han creado mecanismos encaminados a evitar la implantación de cualquier tipo de totalitarismo. Dicha constitución debe asimismo enumerar los derechos fundamentales de los ciudadanos y crear las instituciones que garanticen su ejercicio sin ser perturbados por el gobierno.

Existen suficientes expertos en Derecho Constitucional, dentro y fuera de Cuba, quienes pueden elaborar una Nueva Carta Magna, tomando como base la Constitución del 40 así como otras constituciones del mundo. El texto así elaborado sería sometido primero a ratificación por los gobernantes elegidos democráticamente y, después, a un referéndum popular.


ELABORACION DE UNA LEY TRANSITORIA DE ELECCIONES.

Deben establecerse las formas y modos en los que transcurrirán las primeras elecciones democráticas de manera que no sea excluido ningún ciudadano con derecho al voto.

También deberá elaborarse un nuevo censo electoral que recoja los datos de todos los ciudadanos cubanos que residan tanto dentro como fuera de Cuba y que deseen participar en las mismas. No podrán, sin embargo, participar como candidatos en dichas elecciones aquellos cubanos que hayan ostentados cargos en la Asamblea del Poder Popular, el Consejo de Estado, el Consejo de Ministros y el Partido Comunista. También serán excluidos de las mismas aquellos que hayan violado los derechos humanos y reprimidos a los defensores de esos derechos y a los activistas pro-democracia.

TRANSFORMACION DE UNA ECONOMIA CENTRALIZADA EN UNA ECONOMIA DE MERCADO.

Es necesario establecer las bases para una economía de mercado dentro de la cual la privatización es un factor importante. Hacemos énfasis en que la velocidad no será tan determinante como la solidez y eficiencia con que se aplique el proceso de privatización. Además deberá velarse por la transparencia de las ventas así como asegurarse de que las mismas tengan un precio justo.

Después de varias décadas de tiranía paternalista, el gobierno de transición tendrá sobre sí la gran responsabilidad de transformar la economía sin que los males que se padecen hoy, como la corrupción y el amiguismo, formen parte del futuro espectro económico cubano.


CONCLUSION

Los signatarios de este documento, como representantes de nuestras organizaciones y asociaciones cívicas, nos comprometemos a poner todo nuestro empeño en alcanzar los objetivos propuestos.

Actuando a través del diálogo y el consenso entre nosotros como miembros de la oposición, buscaremos las vías para concretar en la práctica estos puntos que sostenemos.

Igualmente, aclaramos que este acuerdo tendrá vigencia mientras en Cuba impere el régimen comunista o cualquier versión “disfrazada” de éste, así como durante el gobierno de transición.

Después corresponde a estas mismas asociaciones cívicas y políticas el derecho de continuar colaborando o adoptar aquellas posiciones partidistas que nos parezcan más idóneas para la prosperidad del pueblo de Cuba.

Muchos piensan que será muy difícil alcanzar los cambios que Cuba necesita de forma urgente. Pero, colocando al ser humano y sus necesidades materiales y espirituales como centro de nuestra obra, nos comprometemos a trabajar sin descanso hacia la meta de un mundo de prosperidad, libertad y justicia para nuestro pueblo dentro del contexto de una Nueva Nación.

Firmado el 20 de mayo del 2007, en el territorio geográfico y el territorio sin fronteras de una Nueva Nación Cubana cuyos hijos se comprometen a servirla y amarla sin importar el lugar del mundo donde vivan.

Lic. Carlos Ríos Otero
Centro de Información sobre Democracia

Alfredo M. Cepero
Partido Nacionalista Democrático de Cuba.

Carlos Miyares Falcón
Frente Democrático Independiente

Rafael Ernesto Ávila Pérez
Partido Popular JovenCuba

Rev. Ariel Arteaga Castellón
Inst. Juvenil Cristiano de Estudios Sociales

Padre Ricardo Medina Salabarría
Partido Republicano de Cuba

Pedro Moisés Calderín Movimiento de Derechos Humanos Municipios de Cuba.

Carlos Ríos García
Sindicato Independiente Cambio


Yusniel Osorio Pérez
Unión Lucista.