cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 26-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email

Bachelet y el síndrome de Pinochet


06-03-2010, Mora, Angélica

Opinión/ Apuntes de una periodista

Cubamatinal/ En Chile llegó el momento de rendir cuentas por la tragedia que siguió al terremoto del sábado pasado. Ahora resulta que el gobierno de Michelle Bachelet da toda clases de disculpas por esto y por aquello, con declaraciones que ni ella misma se las puede creer.

 

Texas, 5 de marzo/PD/ Para agravar aún más el caso, se ha sabido que sus asesores le recomendaron no recurrir a los militares.

¿Cómo puede explicar la Mandataria su ineptitud e indecisiones, que quedaron comprobadas al dejar aislados a los sobrevivientes sin alimentos, sin agua y sin protección de ninguna clase, durante tres críticos días?
Añadiendo más leña a la hoguera, sólo este viernes la Presidenta viajó a la región devastada por el terremoto, arribando a Concepción, una de las ciudades más golpeadas por el sismo.

Toda la tragedia, posterior al terremoto, pudo haberse evitado. Las víctimas del maremoto, que siguió al devastador sismo grado 8.8 del sábado, se podrían haber salvado si hubiera habido un alerta de las autoridades del terrible peligro que venía y se hubieran puesto a salvo con el tiempo suficiente para escapar a los cerros o partes altas del litoral.
Desgraciadamente, muchos se confiaron en las declaraciones oficiales que indicaron que el fenómeno marítimo no se iba a producir.

Hay una justa indignación en el pueblo y especialmente entre los sobrevivientes quienes se vieron, además, completamente dejados a su suerte en materia de protección contra los saqueos y pillajes que se añadieron al drama.
No hubo una razón válida para no haber enviado tropas a custodiar los bienes y los hogares desguarnecidos y a merced de los delincuentes, al caer las edificaciones y faltar la luz eléctrica.
El toque de queda se impuso demasiado tarde y la reputación de todo un país -orgulloso de su democracia y civilismo- se vino al suelo ante el ataque de bandas de saqueadores que luego de robar, incendiaban los locales. Las turbas llenaron de temor a los sobrevivientes al extender sus crímenes a los barrios de casas semidestruidas por el sismo.

"Este gobierno funcionaba todos estos años en completa inercia y tuvo que ocurrir el terremoto para que quedara su ineficacia totalmente al descubierto ", me comenta mi amiga Berta Cáceres desde Santiago de Chile al relatarme su odisea de estos días.
Tito Márquez agrega en un correo electrónico desde la ciudad de Valdivia: "Lástima que pagamos tan caro tener este tipo de gobierno en el poder por tanto tiempo".

La Presidenta sigue negando haber rechazado la mano internacional, cuando muchas cancillerias recibieron un rotundo -"No, gracias" cuando ofrecieron sus ayudas.

Pero, quizás la equivocación más grande del gobierno chileno fue "evaluar" los efectos del sismo del sábado en forma equivocada y rechazar la entrega del control de las operaciones a los militares.

Tres horas después del terremoto, la Presidenta encabezó una reunión con representantes de las Fuerzas Armadas. Estaban presentes los ministros Francisco Vidal de Defensa, Sergio Bitar, Obras Públicas, el subsecretario de Interior Patricio Rosende, y la asesora de Bachelet, María Angélica Álvarez.
Según informa una fuente de la Moneda, la Mandataria pidió información, pero nadie dijo tener datos precisos de los alcances de la tragedia.
Agrega la información que chocaron los egos del gobierno con los representantes castrenses y a partir de ahí emergieron graves problemas de comunicación e información.

Los militares señalan que debido a la extensión de la región afectada y la falta de energía eléctrica, ellos propusieron decretar el Estado de Catástrofe.
La sugerencia no fue tomada en cuenta.

Por su parte, miembros del gobierno reconocen que la mañana del sábado estuvo marcada por un fuerte debate sobre si se le debía permitir la entrega del control operativo de la región afectada a los militares.
El "Síndrome Pinochet" y lo ocurrido durante el golpe de 1973, primó sobre el análisis frío de la situación y un grupo de asesores, entre ellos el jefe de la Secretaría de Comunicaciones, Juan Carvajal y el jefe de gabinete presidencial, Rodrigo Peñailillo, recalcaron en la reunión que si se entregaba el control a los militares esta medida terminaría afectando la imagen de Michelle Bachelet y la presentaría como cediendo su autoridad ejecutiva a los militares.

"Para una Coalición que luchó contra la dictadura, la idea de tener a los militares en la calle no fue fácil", explicó el ministro Bitar, exteriorizando por primera vez parte de ese debate interno.

Cientos de chilenos pagaron con sus vidas ese y otros errores del gobierno de Michelle Bachelet.


Los reemplazos y amonestaciones y el análisis que se haga ahora de las responsabilidades del gobierno saliente, poco pueden hacer para calmar el dolor de los que perdieron a sus seres queridos y sus pertenencias en una forma, que se está viendo, hubiera sido fácil de evitar.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com