cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 28-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Miente Comisión Electoral Nacional castrista
27-01-2008, ALIANZA NUEVA NACION

Datos aportados por los más de 2 000 voluntarios participantes en la Campaña por el Vota NO contradicen las informaciones ofrecidas por la presidenta de la Comisión Electoral Nacional (CEN) y a su vez ministra de Justicia, María Esther Reus González sobre los resultados de las elecciones a diputados de la Asamblea Nacional (parlamento) de Cuba.

En horas de la tarde del lunes 21 de enero de 2008, ante la prensa oficial y extranjera acreditada en nuestro país, la presidenta del CEN dio a conocer los resultados preliminares de la segunda parte del proceso electoral cubano. Sin negar el por ciento de participación, que sobrepasó la cifra de más de 8 millones de electorales, las otras cifras no son reales.

Aunque el voto es voluntario nominalmente, las características del régimen totalitario cubano obligan a los ciudadanos en edad de votar a participar en las elecciones so pena de ser caracterizados como personas no simpatizantes con el gobierno, con las consabidas consecuencias que trae desafiar al sistema. Estas pueden ser desde la perdida de trabajo, limitación en las posibilidades de estudio hasta ser objeto de represalias por parte de la temida policía política, la Seguridad del Estado o G2.

A pesar de esto, la cifra de ciudadanos que no participaron en la “farsa electoral” alcanzó la cifra de 416 770, algo más de cien mil con relación a octubre de 2007, cuando se celebró la primera parte del proceso electoral. Sin embargo, la presidenta del CEN declaró que sólo se anularon 85 600 boletas y fueron dejadas en blanco 307 010, una disminución con relación a la misma etapa de 2007, sobre todo de las boletas anuladas.

En anteriores elecciones, el comportamiento del electorado ha sido de forma diferente a las informaciones ofrecidas en este 2008. Siempre en la segunda parte el total de votos anulados o dejados en blanco crece, toda vez que los ciudadanos no se sienten identificados con los diputados, que son elegidos por la nomenclatura y con los que no hay ningún tipo de identificación. La Asamblea Nacional se reúne menos de una semana al año y su función principal es ratificar los decretos emitidos por los hermanos Castro, en quienes radica el poder efectivo desde hace casi medio siglo.

¿Por qué entonces este interés del régimen comunista en demostrar que los 614 diputados fueron elegidos en su inmensa mayoría bajo el concepto del “voto unido”? ¿Por qué intentar convencer a la opinión pública nacional e internacional que el respaldo al parlamento que debe asumir el 24 de febrero de 2008 es unánime por parte del pueblo?

La respuesta es muy sencilla, aunque todavía las informaciones recibidas por el Comando Electoral Nacional Independiente (CENI) no han sido completamente procesadas, pues no disponemos de todos los medios tecnológicos necesarios y la policía política hace todo lo posible por obstaculizar este trabajo, los datos a pie de urna contradicen lo informado por la presidenta de la Comisión Electoral Nacional.

Los voluntarios del CENI visitaron durante el domingo 20 de enero más de 10 000 colegios electores para verificar su funcionamiento, cerca de la tercera parte de los habilitados en el país y además, contamos con la colaboración de miembros de colegios electorales que de forma anónima brindaron también informaciones. En total, se recibieron los resultados electorales de 4 379 colegios, que arrojan los siguientes datos preliminares.

Los por cientos analizados indican que, dando un estimado del comportamiento total de los votos emitidos a partir de los datos oficiales, el total de personas que no asistieron a las urnas asciende a cerca de 500 000 ciudadanos, la cifra de boletas en blanco supera las 400 000 y las boletas anuladas rondan las 700 000.

El interés de las autoridades cubanas en demostrar el aparente éxito de este proceso electoral radica en que de declarar los datos reales de las votaciones, estos indicarían que en sólo cuatro meses, el por ciento del electorado que de una forma u otra rechaza al sistema comunista pasó de un oficial 10,52 en octubre de 2007 a cerca de un 18 por ciento en enero de 2008.

Aunque el sistema no quiera y a pesar de todos los mecanismos de coacción que influyen sobre el ciudadano común, es evidente que cerca de dos millones de ciudadanos cubanos de una forma u otra han emitido un voto de castigo al régimen, un NO al estado actual del país, un NO a la nomenclatura comunista, un NO a las violaciones de sus derechos fundamentales, un NO a la sucesión castrista y un NO a un futuro de desesperanza.

El Comando Electoral Nacional Independiente ofrecerá tan pronto sea posible, los resultados totales de los colegios electorales en los que estuvimos presentes y ofrecerá un análisis detallado de proceso en sus dos fases (octubre 2007-enero 2008), incluyendo las violaciones a la ley electoral por parte de funcionarios gubernamentales.

Rafael Ávila Pérez (Presidente A.N.N)
Carlos Ríos García (Coordinador C.E.N.I)
Carlos Ríos Otero (Prensa y Comunicaciones A.N.N)


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com